Almuerzo en la Jungla






Cuando visité Downtown Disney en Abril me quedé con las ganas de haberme comido algo en el Rainforest Café, claro era mas por el show y el entusiasmo de estar en Disney dentro de un restaurante donde prácticamente se come dentro de una jungla llena de animales robots donde llueve, truena y las peceras de agua salada abundan; y eso sin mencionar el arco de entrada que está hecho de una pecera de 10 mil litros: impresionante.

Cada uno de estos restaurantes (los hay en varias partes de los Estados Unidos) viene con su propia tienda de recuerditos. Los souvenirs van desde franelas y vasos a animales de plástico o de peluche. Nosotros decidimos entrar al que está en Sunrise dentro del Sawgrass Mills Mall.

En la entrada tienen el menú con precios y algunas fotos, así se puede decidir de antemano  lo que va a pedir. No es tan caro para todo el show, el costo promedio está entre los $15 y los $35 por persona. Y si viaja con los niños, a estos les encantará tanto o mas que a usted.   

Ahora con respecto a la cocina, solo se puede describir con una palabra: ordinaria. Debe ser por que es un sitio familiar la oferta culinaria no es nada para asombrarse: Nachos, hamburguesas, ensaladas, sopas y esas combinaciones que le encantan a los americanos como los platos con papas, carnes y camarones fritos.

Nosotros pedimos un plato con varias de las entradas que traía calamares fritos, dedos de mozzarella, chimi cha-chas, tortilla chips y crema de espinacas acompañados de crema agria y salsa carbonara. De las entradas me gustaron bastante las Chimi cha-chas, picantitas y doraditas (creo que la versión full es la Chimichanga de pollo que está en la carta). La crema de espinacas con las tortillitas fritas de colores estaba sabrosa y no excesivamente salada. Los calamares son como todos los mariscos en estos lugares, saben a plástico. La hamburguesa RF si era grande, jugosa y definitivamente apetitosa, vale los reales. No pedimos bebidas alcohólicas, aunque el sitio tiene toda una lista de cócteles de pinta tentadora y hasta en vasos de recuerdo.

Otra cosa que me gustó fue que las cosas no estaban nadando en grasa ni sabían a fritas en aceite donde se ha freído por un mes.

Dentro de todo, la experiencia fue agradable, no en balde se le escogió en el 2006 como el mejor restaurante familiar en lo mejor de Citysearch. Tiene buen servicio y buen show. Algo para todo el mundo, y que importa si la comida no es lo más original del mundo, por lo menos es abundante y de buena calidad y todos fuimos parte del show. La próxima vez quiero sentarme del lado de los elefantes.

Haga click aquí para mas información.

Publicar un comentario

Entradas populares