Por que celebrar el Dia de Accion de Gracias


Los 102 peregrinos que partieron de Plymouth, Inglaterra, el 6 de Septiembre de 1620 con un destino incierto hacia el Nuevo Mundo, soportaron dos meses de penalidades en alta mar hasta que avistan la costa de Nueva Inglaterra hacia finales de noviembre. Encontraron donde desembarcar el 11 de diciembre en lo que llamaron Plymouth Rock. Ese era un viaje que prometía libertades civiles y religiosas.


Parade de Macy's para conmemorar la fecha.

Construyeron sus casas apresuradamente luego de hacer un servicio religioso. Al no estar acostumbrados al duro invierno de la zona, casi la mitad murió de hambre y enfermedades antes de la llegada de la primavera. Sin embargo perseveraron con sus oraciones y con la ayuda de indígenas de la zona, y para el verano siguiente obtuvieron una abundante cosecha. Aclaro que esta es solo una versión de como nació la celebración. Hay quienes opinan diferente pero no voy a caer en polémicas.

Mesa típica de Thanksgiving

Los peregrinos agradecidos decidieron hacer un festival de tres días, comenzando el 13 de diciembre de 1621, para dar gracias a Dios y celebrar con sus amistades indígenas. Y aunque este no fue el primer Día de Acción de Gracias en los Estados Unidos (ya había servicios para dar gracias en Virginia desde 1607) si fue el primer festival que se hizo para tal propósito.


A partir de ese momento siempre se comenzó a celebrar la acción de gracias a dios anualmente, siendo George Washington el primero en proclamarla luego de la nueva constitución en 1789. Pero no seria sino hasta 1941 cuando el congreso de los Estados Unidos declara el cuarto jueves de noviembre como el Día de Acción de Gracias.

Hoy el pueblo norteamericano celebra junto a familiares y amigos de todas las nacionalidades el Día de Acción de Gracias, o Thanksgiving Day. Es un día que mueve tanto o mas gente a través del país que la Navidad.
Es un día para compartir en familia una cena opípara cuyo principal protagonista es un gran pavo horneado con relleno de pan, vino, frutos secos, pasas y nueces que se sirve como guarnición. Otros acompañantes del ave son los guisantes verdes salteados con cebollas, mermelada de arándano (cranberry jelly), puré de papas, ensalada verde, ensalada de coditos, puré de batatas rojas con nueces, canela y mantequilla, pie de auyama (pumkin pie), de pecan, de manzanas, de mince meat, y cualquier otro postre que aparezca en el panorama.
Bebidas: Hay quienes acompañan con vinos esta cena de muchos sabores, texturas y especias. Uno de los mas buscados para la ocasión es el Beaujolais Nouveau, que acaba de llegar a los anaqueles. Yo me inclinaría por un Syrah o un Carmenere. Allá se consiguen vinos hechos de White Zinfandel que podrían ir bien, como el de Sutter Home. Y acompanaría los postres con una Cooks demi sec, un Porto Barros o un Malamado.
Pero una gran mayoría de los norteamericanos son gente muy apegada a sus creencias religiosas y las bebidas alcohólicas no tienen cabida en sus vidas ni ese día. Ahora, hay una bebida típica de la estación que comienza a saborearse justo para esta fiesta, el Egg Nog, una especie de ponche crema sin licor y bien especiado con nuez moscada y canela, el cual sirven frío o caliente.

Mientras los americanos celebran ese día tan de ellos, los extranjeros inmigrantes que hacen vida en USA han aprendido a celebrar esta fiesta, claro que dependiendo de la nacionalidad, al menú de Thanksgiving le hacen modificaciones. Los cubanos comen pavo también pero bañado con el mojito del lechón, y eso cuando no tienen lechón además del ave. En la mesa cubana de acción de gracias no hay puré ni guisantes ni nada de eso. Hay frijoles negros, arroz blanco, por separado, o sirven congrí, además de tajadas y yuca sancochada. Los postres si siguen una línea más tradicional. Los nicaragüenses también introducen sus alimentos tradicionales como los frijoles rojos con arroz y el pico e'gallo.

Los mas apegados a la tradición norteamericana son los venezolanos que si disfrutamos del menú tradicional, que casi lo único que le falta es la hallaca y el pan de jamón para ser nuestra cena navideña. En todo el tiempo que viví allá y que la comunidad de estudiantes venezolanos celebramos la fecha juntos, siempre nos apegamos al menú tradicional. Claro que si había pan de jamón y Ponche Crema lo incluíamos.

A todos los norteamericanos, especialmente a mi hija, ahijados y familiares, a los grandes amigos que deje allá: ¡Happy Thanksgiving!
1 comentario

Entradas populares