El Avila Tei, un restaurant japonés como no hay dos en Miami Beach

El Yosenabe fue la estrella de la cena. Fotos por Frank Ibañez.

Por Cira Apitz

El nombre Avila Tei no es desconocido para los amantes de la cocina nipona en Caracas, quienes han podido disfrutar de su calidad y excelentes platos por más de tres décadas y que ahora ha abierto sus puertas en Miami Beach.

En esta esquina de Alton Rd. con la 9na calle, el Avila Tei ocupa un lugar para nada ostentoso, que está más bien integrado a la arquitectura de los años 50 que lo rodea, según explica el arquitecto Taku Kodaira. Su interior es acogedor, elegante y sencillo; y de cierto modo integra el espíritu de esta zona, tan popular entre turistas y bohemios, con lo sobrio de la tradición japonesa al utilizar acentos estilo art deco. En definitiva, el que entra aquí sabe que no está en un sitio de comida asiática rápida como esos “buffet” donde se ofrece desde sushi y arroz frito hasta pizza y struddel.

A cargo de la cocina está su dueño, el chef Hiroyuki Takeuchi, quien es el creador de la exquisita carta; mientras que el chef Takihiro Hatanaka demuestra su maestría detrás del sushi bar elaborando rollitos, sashimis, niguiris y otras delicadeces que llegan a la mesa cual pequeñas esculturas comestibles. 

Yosenabe
La carta del Avila Tei está hecha para complacer al comensal más exigente. Es variada e incluye tanto platos populares, otros originales de la casa y hasta los muy tradicionales como el cocido de diferentes ingredientes al que llaman nabe.

Kodaira explicó que en Japón este es un plato muy de invierno, y se prepara en la mesa alrededor de los comensales. Hay diferentes versiones de nabe, dependiendo del lugar y de lo que se consiga. Aquí no existe la sazón exagerada, sino mas bien el ingrediente hace gala de su sabor natural sin grasas ni condimentos que distraigan al paladar. Armoniza bien con sake frio porque sus sabores se integran de maravilla. Aquí no cabe un vino porque, por más suave que sea, éste arrollaría los delicados sabores naturales de los ingredientes.

Una novedad del Avila Tei es que promueve el maridaje de sus platos con vino; por eso los vinos en su carta están cuidadosamente seleccionados para que se integren a la perfección con sabores tan peculiares como los que aportan la soya, el jengibre y el wasabe. En ella encontrará excelentes  Sauvignon Blanc, Chardonnay y Pinot Noir de California entre otros. El tradicional sake también tiene su lugar aquí; y hasta lo vistieron de playa e hicieron una “sakerinha”.

Idako
La degustación con maridaje
Los platos escogidos para la degustación fueron escogidos del nuevo menú, que ya está en uso, al igual que los vinos. Los aperitivos sencillos y deliciosos (Encurtido de rizoma de loto con pasta de pescado, mixto de pechuga de pollo y pepino con ciruelas y pulpo bebé - conocido como Idako – servido junto a un Sauvignon Blanc.

Luego vino Yakinegui (cebollín al grill con fina salsa de ajonjolí), Gyuniku Shigure-ni (carne de res con jengibre); y luego un crocante langostino tempura. Todo esto armonizado a la perfección con una copa de Chardonnay del Valle de Napa.

Luego el chef hizo una selección de sashimi, nigiri sushi y rolls al que acompañaron con un Pinot Noir que caló a las mil maravillas.

El plato principal que era el tradicional Yosenabe. Este consistió de un cocido mixto de cangrejo, camarón, dorado, mejillones, pollo, gyoza, tofu, vegetales y caldo con fideos. Esto se acompañó de sake frío. Para culminar, un helado de Mochi fue el final perfecto de una cena donde predominaron sabores distintivos y delicados con armonías perfectas hasta el final.
Vista de la barra.
Chefs Takihiro Hatanaka y Hiroyuki Takeuchi junto al arquitecto Taku Kodaira.
Encurtido de rizoma de loto con pasta de pescado.
Langostino tempura.
Selección del Chef de sushi-sashimi

Otras sugerencias del menú que puede probar:
Puede empezar con la ensalada Ika Sansei, que consiste de calamares con vegetales japoneses de montaña y algas. Si prefiere los rolls están Kanisu roll o el Caterpillar, hecho de camarón frito y berro cubierto con aguacate y anguila; o el de primavera con salmón, cangrejo, pepino y queso crema es casi obligatorio de probar. Si prefiere algo caliente puede optar por el Negi Roll, con cebollín y espárragos envueltos en finas rodajas de carne. Para los vegetarianos el Agedashi Tofu (cuajada de soja frita en salsa especial de la casa) es ideal. También puede probar el Avila-Tei roll, original de la casa, que se elabora con camarones fritos, patas de cangrejo y aguacate, decorado con salmón, salsa de anguila y la mayonesa secreta de la casa.

Coordenadas:
Avila Tei: 919 Alton Rd, Miami Beach, Fl 33139
Telf.: 305 532 6635


Barra de vinos, desde mi copa. Bon Apetite!

Publicar un comentario

Entradas populares