WKB mezcla el arte con la buena gastronomía - MiamiDiario.com

El comedor de afuera donde la vista tiene bastante donde entretenerse con las Paredes de Wynwood. 
El chef Miguel Aguilar ofrece un verano de experiencias gastronómicas latinoamericanas, donde el mes de junio estará dedicado a la cocina del Perú.

Lo que hace unos años parecía un cementerio industrial lleno de galpones vacíos, ha tomado un nuevo impulso al llenarse de restaurantes, bares y galerías. Eso sin mencionar la profusión de grafitis en las paredes de la zona de Wynwood, que a pleno día luce como un gran laberinto de paredes coloridas.

Por la arquitectura ya existente en la zona, todo tiene la misma forma rectangular y paredes con puertas anchas y nada de ventanas. Así que nada puede hacer gala de ser un tesoro arquitectónico; sin embargo, Wynwood Kitchen & Bar (WKB) es uno de los pocos sitios donde sus comensales pueden darse el gusto de comer afuera admirando los educados grafitis que cubren las paredes a su alrededor. 

Desde una esquina del comedor, una alargada figura humana parece dar la bienvenida. La colorida escultura  de 11 pies de alto, obra de David Benjamin Sherry, es el principal icono del lugar, que también ostenta figuras salidas de la paleta del artista alemán Christian Awe y un impresionante mural del reconocido artista del grafiti, Shepard Fairey.

Nada más por el colorido, el lugar invita a quedarse y refugiarse del sol candente de la calle, o del calor pegajoso de las noches de verano. El bar tiene una generosa oferta de tragos, pero la lista de cervezas y vinos, escogidas cuidadosamente por el chef Miguel Aguilar, invita a jugar un rato "Tin marín" con el menú y la carta de bebidas porque todo vale la pena probarlo. 

La carta incluye una selección de platos desde ensaladas, sopas, carnes y mariscos, servidos en platos pequeños para que los comensales puedan disfrutar de varias opciones si así lo desean - y sin que eso signifique una cuenta astronómica. También hay versiones más  pequeñas para acompañar las bebidas del Happy Hour. 

WKB mezcla el arte con la buena gastronomía - MiamiDiario.com
Chef Miguel Aguilar 
WKB, una empresa de Goldman Properties, se diferencia de otros restaurantes no solo por su original oferta culinaria sino por su forma de servirla y excelente calidad, cosa de la que personalmente se ocupa Salazar con su creativa fusión de cocinas latinoamericanas y norteamericana; creando platos con ingredientes tradicionales del sur estadounidense, como los "grits" con queso cheddar, acompañando a un ícono de la cocina latina como lo es un crocante bocado de carne de puerco. 

Aguilar le imprime a su cocina el entusiasmo y el colorido de los mercados andinos, donde los vegetales y legumbres despliegan aromas y colores llamativos que invitan a tocarlos, olerlos, cocinarlos. Fue esta sobrecarga sensorial que lo llevó a querer saber más de productos, texturas, técnicas y utensilios. Este llamado vocacional encontró vía certera en una pizzería de Filadelfia, en donde comenzó desde abajo y llego a ser mesero. Su sed de aprender las finezas de la cocina, la apagaba el chef quien le iba enseñando lo que Aguilar iba preguntando. 

Lo atrapa la gastronomía mexicana, también llena de coloridos productos con sabores pungentes  y aromas tentadores; donde los condumios van de lo más sencillo a lo muy complicado.  Así que empezó a cocinar mexicano al mismo tiempo que estudiaba y trabajaba. 

Por ese entonces conoció a Douglas Rodríguez, considerado el padre de la cocina Nuevo Latino, con el que trabajó en el nuevo restaurante Alma de Cuba, donde comenzó como primer cocinero, y se convirtió, de verdad, en un profesional de la gastronomía. 

Lo cierto es que la cocina y el menú de WKB eran muy diferentes antes de la llegada de Aguilar en junio de 2011. Además de remodelar la cocina para hacerla más funcional,  también estudió la dinámica del área y de los personajes que frecuentaban el restaurant.

Fue así como, siguiendo su instinto, decidió hablar con los dueños y les sugirió cambiar la oferta gastronómica por "platos pequeños, globales y con influencia latina para que el cliente coma cuando salga el plato" y no tener que esperar por el plato de otro acompañante. Además revisó la oferta de bebidas alcohólicas, trajo cervezas nuevas e incorporó más variedad a la carta de vinos. 
Menú de Happy Hour en el portavasos. Fotos Cira Apitz.
Hoy en día, la carta de cervezas es extensa e interesante y la de vinos no se queda atrás. Y si le provoca otra cosa, la barra está bien surtida de licores y destilados. 

Desde que comenzó, cambia el menú cada tres meses; sin embargo, algunos no salen, como la empanada de pollo mechado, una de las favoritas del público. Aguilar cuenta que entre las novedades que ha puesto en la carta y que ha sido de gran acogida por los comensales está un Pot pie hecho con hervido de cadera de pollo. 

Verano en WKB 
Para estos meses de verano donde el calor y la humedad se tornan implacables, la cocina tiene que adaptarse e incorporar sabores frescos y platos que no sean pesados. Por eso Aguilar empezó "Taste of the Americas" desde mayo, resaltando tres platos esenciales de la cocina mexicana. Perú será el protagonista de junio y Venezuela será el de julio. 

El menú peruano (papas a la huancaína, chupe de mariscos y ceviche de camarones) estará disponible, adicionalmente a la carta regular del WKB, los jueves de junio. Asimismo, la carta de cócteles incorporará un cóctel a base de Pisco y maracuyá.

Y para los que quieren quedarse un rato más, las noches de jueves, viernes y sábados están amenizadas por un DJ para que culmine su experiencia con un rato de buena música.



Publicar un comentario

Entradas populares