9 de julio de 2012

El arte al rescate... haz tu obra maestra


250 huevos de avestruz intervenidos por artistas plásticos serán subastados el domingo 15 de julio en el Centro Cultural BOD Corp Banca, para recaudar fondos en beneficio de animales sin hogar o maltratados de la Isla de Margarita
Mia Perdomo pensó en el huevo como “origen de la vida y creación” y específicamente en el de avestruz por su natural belleza y dimensiones como base para que cada artista volcara en él su creatividad. Para este fin, envió los huevos a todos los rincones del país, e inclusive fuera de nuestras fronteras, para que en las manos de los creadores se convirtieran en hermosas obras de arte. Se utilizaron huevos no fecundados, de tal forma que su uso no representó atentado alguno contra la vida, recolectados en granjas de todo el territorio nacional. 

250 de los más reconocidos artistas plásticos venezolanos respondieron afirmativamente a la solicitud que les hiciera la artista  y proteccionista de fauna callejera Mia Perdomo y su fundación EL ARTE AL RESCATE, de intervenir en formato libre y sin restricciones huevos de avestruz, para ser subastados y recaudar fondos, con el fin de desarrollar una campaña que incentive la adopción de animales sin hogar en el estado Nueva Esparta.

Entre muchos otros artistas, los maestros: Ángel Hurtado, Ramón Vásquez Brito, Asdrúbal Colmenárez, José Antonio Dávila; artistas de alta calificación: Alberto Cavallieri, Abigail Valera, Pedro Terán, Jorge Stever, Sigifredo Chacón; jóvenes talentos: Rafael Rangel, Cristóbal Ochoa, Andreína Acero; los caricaturistas: Rayma Suprani, Pedro León Zapata, Edo, Weill y niños de Fundana y la Fundación Amigos del Niño con Cáncer, se unieron al llamado de EL ARTE AL RESCATE. Los maestros Alirio Palacios, Oswaldo Vigas, Víctor Lucena, Carlos Cruz-Diez y Luisa Richter donaron obras para la subasta, que se llevará a cabo el domingo 15 de julio a las 10 de la mañana en los espacios del Centro Cultural BOD Corp Banca en La Castellana.

Son muchos los animales en situación de abandono que se encuentran en la Isla de Margarita, motivando a personas sensibilizadas ante este problema, a convertirse en proteccionistas independientes y adelantar esfuerzos en el intento de mejorar las condiciones de vida de estos seres indefensos. Estas personas necesitan y merecen ayuda para continuar su labor, y este es precisamente el objetivo de la fundación ARTE AL RESCATE con esta subasta. 
 
Los fondos recaudados serán destinados a una campaña de educación y concientización, en pro de la adopción de animales callejeros, bajo la dirección de la agencia de publicidad 141 Coimbra, que también se sumó a esta noble causa.

En este video podran ver todas las  Piezas a Subastar
 
Coordenadas
El Arte al Rescate  / www.elartealrescate.com
Facebook: El arte al rescate
E mail: elartealrescate@hotmail.com
Mía Perdomo / 04145179716


Camilo Villamizar y su Fantasía en Cajita

Mi "Beast", su ángel  y sus travesuras RIP, Camilo Villamizar.
Texto y fotos por Cira Apitz 

Entre las nubecitas de calor húmedo que se sienten subir desde el pavimento, la noche de galerías de Coral Gables transcurrió de prisa. Últimamente solo dedico mi tiempo a revisar el Museo de Coral Gables, que durante este mes de julio tiene una bella muestra fotográfica que parte de un concurso de fotografía sobre espacios emblemáticos de esta ciudad (oasis de plantas exuberantes y bella arquitectura) dentro de los techitos de casitas viejas y chatas de la vecina Miami. 

Siempre que voy nunca dejo de visitar el Consulado de Colombia, ya que los colombianos tienen un fino  gusto característico para el arte y, hasta ahora, nunca me he decepcionado de lo que exhiben en los espacios públicos de la sede consular. Esta vez mi sorpresa fue mayor al encontrarme en sus paredes una muestra de la obra de Camilo Villamizar. De más está decir que enseguida se me prendió del alma con ese estilo lúdico de sus personajes y escenas, en como juega con los nudos de la madera y de como miles de puntitos de colores primarios aparecen cual estrellas sobre un cielo azul marino.

Esas viñetas hechas cada una con un detalle especial, y una paciencia infinita, hacen que la vista se imposibilite de ir a la carrera por las avenidas de fantasías creadas por Villamizar en sus villas de miniaturas.

Me recordó su obra a las de arte tradicional venezolano, hasta de los relicarios de la Sra. Rosa de García, al detalle único en los cuadros de Pájaro,  y por sobre todo a los celebres alebrijes que el Embajador Puente Leyva exhibía en Caracas, y les pedía a los artistas amigos de México, que cada uno hiciera una interpretación de su nutrido bestiario de pesadillas; ya que los alebrijes son pequeños y coloridos monstruos que se aparecen en los sueños y son tan variados y tan barrocos en su conformación como la cultura mexicana.

Volviendo a Villamizar, algo me decía que el uso liberal de colores brillantes era porque este artista era de un lugar donde había mucha luz y colores brillantes. Luego al leer sobre él, no me sorprendió que fuera oriundo de Cartagena de Indias, la Heroica ciudad que resistiera numerosos embates de piratas y realistas.  Cartagena es ciertamente colorida y acalorada, como la noche de ayer en Coral Gables.

Pues al averiguar más de la trayectoria de Villamizar me di cuenta que es un artista de dilatada trayectoria; y con el cual yo no había tenido la suerte de toparme sino hasta ahora.
Villamizar dice sobre si mismo en su página de Internet, http://mymagicrealism.com:

Que se sintió atraído por el estudio del arte mientras asistía a la Universidad de Neuchatel en Suiza. Después de mudarse a los Estados Unidos en 1969 y matricularse en la Universidad de Dakota del Norte, que se inició la educación artística bajo la dirección del impresor Ron Schaeffer. También estudió las técnicas de Platero bajo la dirección de Elena G. de A. Young.

Mi educación artística continuó a nivel de posgrado unos años más tarde, en la Universidad de Iowa, bajo la tutela del maestro argentino Grabador Mauricio Lasansky y el Maestro Orfebre Choo Chungi.

El trabajo con el Sr. Lasansky y la instrucción produce un fuerte impacto sobre mi trabajo, los medios y el estilo. Él me animó a mirar dentro de mi propia cultura, al hermoso país de Colombia.

Pronto, la mitología de América del Sur y la maravillosa belleza natural y misterio de la región se convirtió en fuente de inspiración para mi trabajo. Las obras de Gabriel García Márquez, también aumentaron mis horizontes artísticos. Los temas, técnicas y mezcla de medios artísticos en mi trabajo continúan reflejando estas influencias maravillosas”

Aquí les dejo unas fotos que tomé con el celular ayer, no le hacen merito completo a su trabajo pero se darán una idea de porque me impresiono tanto.

Vinos Kaiken en La Hacienda Vieja, Galipan

Por que amo al Malamado

Mi adicción por éste producto en particular es bien conocida por todos los que saben de mi afición a los vinos argentinos, y en especial a los de esta bodega mendocina que siempre está a la vanguardia en mercadeo creativo y en la elaboración de caldos diferentes para los amantes del vino. Como uno el periodista siempre trata de citar la fuente, voy a darle el crédito de esta adicción - o afición o simplemente gusto por lo bueno - al colega colombiano Hugo Sabogal de Wine Media, quien me hablara del Malamado por primera vez en el lobby del Marriott Caracas hace unos dos años cuando Wines of Argentina estaba haciendo sus primeras incursiones en el país. Fue también el amigo Hugo quien me hablara de los vinos de Familia Zuccardi por primera vez y quien me presentara al Sr. José Alberto Zuccardi en Mendoza.

Sushi y Vino

El otro día me pidieron que escribiera algo sobre los vinos y el sushi y me pareció interesante ya que, los que actualmente estamos embebidos con lo de la cuestión enológica y gastronómica, siempre nos preguntamos, y nos preguntan, con que vino se acompaña el sushi. El asunto no es fácil, ya que el sushi hecho en su mayoría de pescados frescos, grasos, con arroz, con sabores complejos aportados por las algas Nori y por el efervescente wasabe, no es fácil de maridar; y lo mismo pasa con otros platos de la cocina asiática (China, Thai, Vietnamita, Nikkei, Hindú, etc.) las cuales, en general tiene sabores aportados por especias muy aromáticas y picosas. La cuestión es ¿Cómo lo combinamos? ¿Cómo quedamos bien con el invitado y hasta con nosotros mismos? Por lo que estuve averiguando, y por experiencia propia, lo mejor es dejar a los tintos de lado, alguno que otro se podría adaptar y eso si es un caldo joven y bien afrutado. Y es en la parte frutosa y acida donde entran los vinos blancos y rosados (incluidos los espumantes y los proseccos). Gracias a Dios que la creatividad enológica de los argentinos los hizo crear un vino especial para beber con sushi. Se llama Oroya, y aunque aun no lo tenemos en Venezuela, ya oí rumores de que pronto lo veremos en los anaqueles.

Este vino esta hecho en Mendoza, y en el se combinan el torrontés y el pinot noir. La primera cepa aporta calidad aromática y sabores afrutados y algo florales; mientras que el pinot noir le da estructura. Ahora si usted, como comensal, toma esta combinación como dato, se dará cuenta que es posible combinar vinos blancos de buena acidez y frutosos y sin madera con los diferentes platos que conforman lo que genéricamente llamamos Sushi. He acá mis recomendaciones para combinar: los gewürztraminer (traminers), los Torrontés, una buena cava como las de Freixenet, un espumante argentino o chileno. También funcionan los de marcada acidez como los Reisling o los Sauvignon Blanc. Los rosados, ya sean espumantes o tranquilos, también producen una agradable combinación con este tipo de comidas. Ahora si lo que desea es la perfección, olvídese del vino y sírvase un buen sake y si viene con ralladura de pepino (como lo sirven los coreanos) es delicioso. La otra bebida que va bien con las comidas especiadas asiáticas son las cervezas por su punto de amargo y su espuma que sirven para atenuar las altas notas de las especias y limpiar el paladar. No busque un maridaje perfecto si va a comer fuera. La armonía se lograría si acaso el cocinero tiene acceso al vino antes de cocinar y logra combinar los aportes de los ingredientes con los aromas del vino. Esto no pasa a menudo a menos que sea usted mismo quien se tome la molestia de hacerlo. Concluyo por decir, que mi palabra no es la ultima; pregúntele al sommelier que para eso esta ahí, y si es que el restaurante tiene uno. Si no lo tiene váyase por lo seguro con un blanco a su gusto personal. Al fin y al cabo, el mejor vino es el que mas le gusta uno.

¿Qué es un Foodie?

Foodie es un informal término en inglés que define a una clase particular de aficionados a la comida y a la bebida. La palabra se crea en 1984 por Paul Levy, Ann Barr y Mat Sloan para su libro, The Official Foodie Handbook (El manual oficial de los foodies).

Parece gourmet pero no es

Aunque los dos términos (Foodie y Gourmet) a veces se usan indistintamente, los foodies se distinguen de los gourmets en el sentido que estos son aficionados con gustos refinados que pueden ser profesionales de la industria de la comida, mientras que los foodies son amateurs a los que simplemente les encanta la comida por su consumo, estudio, preparación y noticias.

Por su parte los gourmets les interesa mas degustar la mejor comida, mientras que los foodies quieren aprender tanto como sea posible de la comida desde lo mas ordinario a lo mas fino y pasando por la parte cientifica e industrial. Sus ansias de conocimiento llegan hasta querer conocer a los personajes que crean las tendencias en la cocina actual. De ahí que a los foodies a veces se los tome por obsesionados por las artes culinarias.

¿Qué le interesa a un Foodie?


Estos fans de la gastronomia tienen intereses muy particulares, como por ejemplo las bodegas y desgustaciones de vino, la ciencia de la comida, inauguraciones y cierres de restaurantes, distribución de comida, tendencias en la cocina, salud y administración de restaurantes.

A veces un foodie puede desarrollar un interés particular por un item específico, tal como el mejor ceviche o un burrito. Muchas publicaciones tienen secciones dedicadas a los intereses de los foodies.

El movimiento foodie nace y se desarrolla durante los años 80 y 90 y dio pie a la creación de Food Network y otros programas especializados en cocina como Iron Chef, un resurgimiento de libros de cocina, revistas especializadas como Cook's Illustrated, un aumento de la popularidad de mercadillos dirigidos por granjeros, páginas Web sobre comida como la de Zagat, blogs de gastronomía, tiendas de artículos de cocina como Williams-Sonoma y la institución del chef célebre.