Una varita para sentirse un mago del vino

Uno de mis recientes ataques de curiosidad me llevó a meterme en una de las tantas joyerías, libres de impuestos que pululan en los puertos caribeños, para averiguar más sobre los relojes de la marca Phillip Stein, que según dicen le hacen sentirse mejor. Una vez ahí, además de los relojes me encontré con una especie de mini cetro de reina con un bello estuche de cuero que, a primera vista me pareció un bolígrafo, luego me di cuenta que no era tal cosa.

Al preguntar para que servía esa vara coronada con una bola de cristal facetado de Szwarosky, me explicaron que eso era una Varita para Vinos (Wine Wand). La dependienta me mostró la pieza hecha de un delicado tubo de vidrio que adentro contiene unas cuatro joyas de vidrio que se mueven libremente. La utilidad de esta varita para vinos es que le ayuda a airear su vino en solo minutos – cosa que aprendí cuando entré a la página Web de la marca.

En la joyería la explicación fue bien simple: la mete en la copa y agita el vino; y luego éste sabe mejor. “Debería tratarlo”, me dijo la chica, a la que le pregunté donde estaba el vino.

A todas estas pensé que sí tenía que gastarme mas de $300 dólares en una varita para menear el vino, prefería gastármelos solo en vinos de los que estoy segura me van a saber muy bien - con o sin varita.

El chiste es que, pensándolo bien, si me tomo mi vino tinto favorito en una copa de cristal, y lo agito para que afloren los aromas… ¿para qué necesito la varita? No veo en que me va a cambiar el resultado final. Prefiero en ese caso comprarme las copas de cristal Reidel Sommelier las cuales no dejan mal a ningún vino, a menos que sea verdaderamente malo.

Según la página de la marca Phillip Stein su Wine Wand “usa la energía natural para airear el vino, mejorando aromas y sabores casi de inmediato.

“Insertando la vara en la botella/decantador por cinco minutos, o en una copa por dos o tres minutos, la Vara de Vino de Philip Stein libera los aromas y sabores naturales para que estos alcanzan su mayor potencial sin cambiar el sabor que a usted le gusta”.

En la página Web hablan de que el vino es una bebida viva, cosa que es cierta debido a las levaduras, y que cuando recién se abre, éste necesita armonizarse con su ambiente y que esto solo se logra dejando que el vino se airee por mas de dos horas.

Ahora nos imaginamos que la gente de Phillip Stein solo se está refiriendo a grandes vinos con mucha guarda y muy europeos ellos; ya que si usted va a descorchar un vino joven, el dejarlo abierto por tanto tiempo puede que trabaje en contra de sus expectativas, y mas aun si el clima donde se está es húmedo y caluroso como el de Miami, Caracas o Maracaibo.

La Wine Wand de Phillip Stein viene en dos tamaños: para la botella ($525) y para la copa ($325). La diferencia de este producto de lujo radica en el color del elegante estuche de cuero en el que viene protegido. Créame que cualquiera que cargue esta varita consigo para agitar el vino va a llamar la atención; no solo por que el instrumento es una belleza, si no que si lo usa para una copita en un bar, los otros se van a preguntar que rayos está haciendo.

Phillip Stein es el mismo fabricante de los relojes que a Oprah le gustaron tanto que le regaló uno a cada uno de su personal de producción. Se dice que el reloj viene con un par de chips que le ayudan a balancear sus emanaciones bioenergéticas, de manera que su cuerpo genere más endorfinas para mejorar el humor, el sueño, estrés, etc.

Si quiere saber más sobre esta marca de lujo y sus productos entre http://www.phillipstein.com/
1 comentario

Entradas populares