Anton Ego vuelve a sus andadas

En estos días revisando los otros blogs se me ocurrió abrir uno que hace unos meses causo bastante revuelo en el medio gastronómico y culinario de Caracas, por no decir de Venezuela entera: El Blog de Anton Ego.

Para mi fue una agradable sorpresa ver que Anton desempolvó la lupa y la máquina de escribir para compartir con tanto prójimo incauto sus comentarios de lo que verdaderamente es, pasa o acontece en ciertos sitios a los que el mercadeo y los publicistas están tratando de levantar.

La persona que escribe detrás del nombre del siniestro crítico de cocina de "Ratatouille" (la película de Disney donde el cocinero es una rata con excelente gusto y sazón) escribe sus comentarios sobre diferentes eventos y situaciones con palabras desnudas de adulancias y acaramelamientos, pero sin ser ofensivo o destructivo.

El ser anónimo le permite la crítica constructiva, decir la verdad, cosa que no siempre agradecen los demás. Y sino díganmelo a mi que cuando uno publica lo que verdaderamente opina de algo, no solo lo descargan sino que lo meten a uno en la negrísima lista de periodistas fastidiosos, o molestos. Por eso a veces mejor no decir nada, pero es ahí donde uno como periodista de esta fuente le hace un flaco servicio al público lector.

Por eso me encanta que Anton haya regresado al blogueo, espero que escriba mucho mas por que ahora que estoy lejos de mi querida Caracas, es mucho el chisme que me pierdo, y así, gracias a Anton puedo enterarme de lo que verdaderamente acaeció en determinado evento.
Anton, seas quien sea no dejes de compartir tus ingeniosos y a veces mordaces comentarios con el resto de los incautos.
Publicar un comentario

Entradas populares