Hoy es Día de San Patricio...¿y que santo es ese?

Quizás nosotros los latino americanos no sepamos sobre la tradicional celebración del Día de San Patricio, el santo patrón de Irlanda. Uno de los desfiles y celebraciones mas coloridas y grandes en honor a este santo se celebra en la ciudad de Nueva York cada 17 de marzo.

Además esta ciudad es el asiento de la famosa Catedral de St. Patrick's y esto se debe a la gran cantidad de inmigrantes irlandeses que llegaron a esta ciudad a través de Ellis Island en la época en que ahí, donde se encuentra la Estatua de la Libertad, era donde se procesaban los inmigrantes que llegaban en barco a los Estados Unidos en busca de una vida mejor. Es así como esta emblemática ciudad se vuelve el hogar a millones de inmigrantes y sus descendientes quienes además de los irlandeses también hay polacos, italianos, chinos, dominicanos, etc.

Verde que te quiero Verde


Verde es el color que caracteriza este día y a todo lo que es irlandés. Es mas si usted osa vestirse de rojo capaz y lo pellizquen. En cambio ganara un montón de amigos si usa prendas de vestir verdes y bebe cerveza verde.


Otros símbolos del día no son precisamente afines a la religión católica, son mas bien de extracción pagana como lo son el Leprechaun, el duende irlandés con la olla de oro, lo el Shamrock, un trébol que se usa para la buena suerte.


Algo sobre el santo irlandés

San Patricio fue un misionero y predicador cristiano. Se le considera el introductor de la religión católica en Gran Bretaña. Es el patrono de Irlanda, junto con Santa Brígida y Santa Columba. Vivió entre los años 385 y 461, aproximadamente.
Nació en lo que hoy en día es Escocia en el seno de una familia católica. A sus 16 años cayó en las manos de unos piratas irlandeses que lo vendieron como prisionero. Estando cautivo en Irlanda, se dedicó al cuidado de ovejas.

Luego de varios intentos logró escapar gracias a la inspiración divina que recibió por medio de un sueño. Partió en barco a Francia donde, se presume, estuvo cerca de 20 años. Fue allá donde fue ordenado sacerdote. Se cree que visitó Roma y que habría sido el papa Celestino I quien le habría solicitado que regresara a Irlanda.
Ya de regreso, como obispo, se dedicó a proclamar el Evangelio. Era un gran predicador ya que hablaba con un lenguaje sencillo y directo. Por ejemplo, para explicar el misterio de la Santísima Trinidad hacía una analogía con las hojas de un trébol, símbolo que actualmente es muy común entre los irlandeses.


Lo cierto es que S. Patricio se encargo de la construcción de varias abadías en Irlanda y estas a su vez dieron origen a pueblos que luego se convertirían en ciudades.
Publicar un comentario

Entradas populares