Oroya, de Mendoza a Japón en una misma cesta

De las tierras mendocinas se ha producido un vino blanco, frutal y de buena acidez que va muy bien con los complejos y variados sabores que integran una comida japonesa con sushi, sashimi, unagui, soya, wasabe, wakame, tempura y jengibre.
Este vino, llamado Oroya, es producido por la conocida bodega Freixenet y esta hecho de una mezcla de las cepas Torrontés y Pinot Noir. Se casa muy bien con el fuerte sabor del wasabe que le saca todas las notas florales y frutales al torrontes, y también con los sashimis de salmón remojados en la mezcla de soya y wasabe.
El nombre Oroya no fue escogido al azar. Una Oroya es una especie de cesto de mercado que se usaba antiguamente, y en este se deposita todo lo que uno encuentra. Pues como verán, es algo parecido a este matrimonio de Vino y Sushi, es casi como decir que uno esta experimentando el Melting Pot a su máxima expresión: el torrontés argentino, el pinot noir de origen francés mezclado con todos esos ingredientes frescos que conforman el sushi y sus complementos.
Según las notas del enólogo y de la sommelier, este caldo ha desarrollado lo que los japoneses llaman Umami, es decir, una sabrosura que provoca tomarlo mas y mas.
Ya se encuentra en los anaqueles de supermercados y tiendas especializadas. Lo trae a Venezuela y lo distribuye Francisco Dorta A. Sucrs. C.A.
Nota del Editor: Si quiere mas sugerencias acerca de vinos y sushi vea la nota en la columna derecha donde se le recomienda otras cepas con las que podría también degustar estos platos. Acuerdese que al fin y al cabo, usted es quien tiene la ultima palabra en lo que le gusta o no. Así que Buen Provecho!
Publicar un comentario

Entradas populares