El Patriarca, un retorno al Marco Polo


Cuando Zinnia Martínez me llamó para invitarme a conocer El Patriarca, el nuevo restaurante de Amadeo Mazzucato, al punto le dije que si iría. La curiosidad de saber lo que este señor haría después del legendario Marco Polo era mucha.

Inmediatamente mi memoria culinaria empezó a recordar los platos esenciales de la carta: la mousse de plátano con crema de queso roquefort, el fabuloso aguacate en hojaldre servido en una cremita de ajoporro, los risottos, las ensaladas, el Carpaccio….. Bueno y de ahí a los postres – Islas flotantes y el Tiramisú - y sin contar que me acordaba de mi amigo Rafael Palacio, quien me llevara por primera vez a este rincón veneciano en pleno Chacao.

Para mi sorpresa la decoración de El Patriarca es clara, sobria y elegante. Acá hay solo un mural y es el que le da la imagen al restaurante. Lo que rodea a este Patriarca no se parece en nada a lo que uno encuentra adentro. Localizado en el nivel 5 del Centro Plaza, el sitio es un remanso de tranquilidad en la bulliciosa y ajetreada hora del almuerzo en esta zona de Los Palos Grandes.

A la hora del menú, Ileana Matos y yo nos dimos un pase al pasado con la mousse de plátano, mientras María Luisa Ríos asumió una humeante y deliciosa crema de mejillones servida con una cubierta de hojaldre y Zinnia se fue con la ensalada Patriarca, para no salirse mucho de la dieta. Las pastas, los ñoquis de yuca, el lomito y el pescado que siguieron a las entradas recibieron buenos comentarios, al igual que los postres, Tarta Tan y la mousse de chocolate.
Buena compañía con una comida exquisita, ¿que más se puede pedir?
Publicar un comentario

Entradas populares